Medicina del espíritu: sahumo

¿Qué es el sahumo?

Es una forma de Medicina basada en la sabiduría de las culturas originarias, entendiendo como medicina a todo aquello que implica un contacto con el espíritu, permitiendo de esta manera equilibrar nuestra integridad generando una mejor calidad de vida. El soporte principal es lo que la Tierra ofrece al Hombre para su propia curación (plantas, piedras, aromas, sonidos, energía) y se sustenta sobre una base ritual a la manera en que las antiguas civilizaciones y culturas integraban al humano como parte del Cosmos. El ritual nos acerca a nuestro centro, nos comunica con el silencio para encontrarnos, sentirnos, escucharnos, nos permite detenernos en ese instante para redescubrir el poder sanador que existe en todo lo que nos rodea.

El Sahumo es un antiguo ritual que, por medio de la quema de plantas medicinales, trabaja sobre la limpieza, curación, protección y alineación del espíritu. Hay distintos tipos de sahumos y para diferentes propósitos con diversos elementos.
Se pueden sahumar viviendas y lugares para limpiar energías densas y proteger los ambientes. El elemento que se utilice para sahumar varía según el propósito, beneficiando su cuerpo, mente y espíritu, alineando a otro estado de conexión.

Propiedades de algunas hierbas medicinales utilizadas en estos rituales:

CONTRAYERBA – ilustración de Male Ehul

Contrayerba: Planta usada como escudo protector áurico contra el daño. Sirve contra el mal de ojo, gualichos y demás. Se puede usar tanto para sahumar como en amuleto para encontrarnos protegidos.

SALVIA BLANCA por Male Ehul

Salvia: El humo de la salvia blanca es usado para dispersar no solamente vibraciones inapropiadas y espíritus malignos sino también para “absorber” conflictos, ira o enfermedades en una persona. De hecho, esta es una de las hierbas que más cambian la composición del aire para generar iones negativos, cuyo efecto es reducir nuestra respuesta al estrés.
Cuando quemamos sus hojas desprenden un aroma muy agradable, aportando una sensación de bienestar, paz y buena energía.
El uso del sahumo de salvia blanca es especialmente útil en tiempos de grandes cambios en nuestras vidas, cuando podemos terminar intoxicados por energías estancadas o patrones de pensamientos negativos y obsoletos.

LAVANDA por Male Ehul

Lavanda: La quema de sus flores secas alivia emocionalmente y ayuda a recuperar la alegría. También se utiliza para aligerar un espacio y promover el sueño pacífico y profundo.

Romero: Restaura la energía perdida, es una de las hierbas que ayudan en la depresión y estados permanentes de fatiga por problemas emocionales. La planta es clave para la falta de autoestima. Es la hierba del valor. Ayuda para quienes no creen en sí mismos, nos impulsa.

Incayuyo: Despeja la mente  y favorece la comunicación y atención. Tiene un efecto depurativo de los órganos respiratorios, del aparato digestivo y canal intestinal, quitando de esta manera muchos estorbos y expulsando del organismo las sustancias morbosas.

Algunos consejos para sahumar:

En primer lugar, es importante que sepamos de dónde vienen las plantas, si te fijas, son todas autóctonas super fácil de conseguir y hasta de tener en casa.

En segundo lugar, intenciona, pedile a las plantas lo que queres que te ayuden a trabajar. Sería ideal acompañar el ritual con una visualización que te ayude a conectar más profundamente con la limpieza.

En tercer lugar, cerrá los ojos, hace unas cuantas respiraciones profundas. Conectate con tu cuerpo, sentilo y relajalo.

En cuarto lugar, prendé un carbón, esperá a que encienda bien todo, soplalo un poco, para que se encuentre bien encendido, y luego colocale las plantas que desees. La porción de cada planta depende de cada unx y de lo que se quiera trabajar. No es necesario poner muchísimo por planta, calculá una cuchara aprox.

Sahumador

En quinto lugar, sopla con los ojos cerrados, para que comiencen a quemarse las plantas. Trata de taparte toda con una manta, sábana, estilo cueva. Quizás te de miedo, pero no te preocupes, no pasa nada. Es un túnel que hay que atravesar para poder salir de esa “comodidad incómoda” y lograr movernos del lugar que nos encontramos.

No dudes, si te surge, en hacerlo sin ropa. Es probable que esa noche tengas sueños, ¡disfrutalos! Recordá, primero sahumate vos y luego sahuma tu casa. 

“Tierra es mi cuerpo, agua es mi sangre, aire mi aliento y fuego mi espíritu”

ILUSTRACIONES: @male.ehul // www.magdalenaehul.com

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.